DOS SENTENCIAS DE VIOLENCIA DOMESTICA GANADAS

El viernes pasado , nuestra Sección de Derecho Penal de Bigorra Advocats ganó dos sentencias: la primera era un señor que lo acusaron de haber impedido salir de su piso a su pareja y haberla pegado y empujado. En la fase de instrucción se impuso una orden de alejamiento y comunicación que mi cliente aceptó. No obstante, él siempre negó los hechos tanto en el Juzgado como en el juicio. La Sentencia lo absuelve de los dos delitos (coacciones y malos tratos) debido a que considera que no hay pruebas.

En la mayoría de estos delitos la declaración de la víctima si reúne ciertos requisitos es la prueba de cargo, es decir que con su declaración es suficiente para condenar; normalmente existe un parte medico, pero la jurisprudencia exige que la declaración sea persistente y no exista lo que se llama “ánimo espurio”, es decir que la denunciante no tanga otra motivación que decir la verdad.

 

En este caso, la denunciante manifestó una agresión que no tenia nada que ver con las lesiones que observaron en Urgencias (de carácter muy leve, tipo arañazos en la mano). La Juez cree que no es coherente que manifestara que estuvo supuestamente retenida más de seis hores, dispusiera de móvil y no hiciera ninguna llamada. Además a través de una testifical se pudo saber que la denunciante pedía pagos de altas sumes de dinero al denunciado y a sus padres.

 

Por todo esto, la Juez no se cree la versión de la denunciante y absuelve a mi cliente.

 

Y el segundo caso ganado se trata de una señora denunciada por su yerna por haberle provocado unes lesiones, de poca entidad. En el juicio la denunciante manifestó que había exagerado y que no se acordaba mucho, por lo que la Juez considera que su testimonio no puede ser prueba de cargo.

Estamos muy contentos a Bigorra Advocats de ganar asuntos penales de violencia doméstica debido a que siempre son muy difíciles.