PLUSVALIA

PLUSVALIA: NO SE DEBE PAGAR SI NO HAY GANANCIA 

Una Sentencia del Constitucional declaró la inconstitucionalidad de parte de la normativa, por lo que no deben tributar situaciones de inexistencia de incrementos de valor. 

Sin embargo, los Ayuntamientos siguen enviando liquidaciones en base a un sistema de cálculo que no tiene en cuenta si hay beneficios o perdida. 

Debido a la crisis inmobiliaria , muchos propietarios que compraron entre 2006 y 2014, al vender sufren perdidas. 

Se debe tener en cuenta además los gastos y tributos inherentes a la adquisición (como notaría, Registro, IVA o ITP), así como si se ha pagado alguna comisión a un agente inmobiliario. Es importante aportar los documentos que reflejen los citados gastos e impuestos, ya que quien debe demostrar el valor es el contribuyente. 

El método de cálculo del Impuesto consiste en la aplicación sobre el valor catastral del terreno de un porcentaje anual que determina cada Ayuntamiento y que aumenta en función del número de años transcurridos entre la adquisición y la transmisión, con un máximo de 20 años. 

Este sistema no tiene en cuenta ningún dato real y efectivo sobre la variación del valor que, en su caso, el terreno haya podido experimentar, sino que se efectúa en base a cálculos asépticos, alejados de valores reales. 

Varias sentencias concluyen que es una ficción de incremento de valor que, además, impide al particular toda prueba en contrario, al considerar que ha tenido lugar un incremento de valor susceptible de gravamen al momento de toda transmisión de un terreno por el solo hecho de haberlo mantenido el titular en su patrimonio durante un intervalo temporal. La fórmula prevista en la norma para calcular el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana provoca que deba pagarse igualmente en aquellos supuestos en los que el valor de los terrenos no se ha incrementado o incluso ha disminuido. 

En fin, que si ha vendido un piso o casa y no ha obtenido un incremento de valor, debe realizar unas alegaciones de no sujeción, o en su caso presentar un recurso contra la liquidación recibida. 

En Bigorra Advocats lo podemos asesorar de su caso en concreto, pudiendo contactar a bigorra.canals@icater.org o a través del teléfono 937883512 (Marçal Bigorra).